Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


Channel Description:

Análisis, noticias y tendencias en los Massive Online Open Courses

older | 1 | 2 | 3 | (Page 4) | 5 | 6 | newer

    0 0

    El editor de tecnología de The Chronicle of Higher Education, Jeffrey Young, ha seguido muy de cerca la evolución de los MOOC desde su inicio, y fruto de su investigación ha dado forma al libro electrónico Beyond the MOOC Hype: A Guide to the High-Tech Disruption of College.
    El libro estudia el origen de los MOOC, su crecimiento y su oposición desde algunos frentes académicos, además de hacer un seguimiento de las tres grandes plataformas estadounidenses: Coursera, edX y Udacity.

    Aprovechando el lanzamiento del libro, la web educationdive.com ha realizado una entrevista a su autor. Aquí rescatamos lo más intersante de la misma. 


    ¿Cómo se os ocurrió la idea del e-book?
    Llevábamos cubriendo las novedades sobre MOOCs durante mucho tiempo, y no éramos los únicos. Los MOOCs en muy poco tiempo se han convertido en un tema muy estudiado desde todos los ángulos. (...). Publicar algunas noticias en la web fue algo útil, pero parecía que había un deseo de aprender más sobre este área (...) por lo que pareció una interesante idea intentar de juntar en un libro corto todas las aportaciones realizadas, con sus pros y contras, en forma de historia o guía.

    Durante el proceso de escritura, ¿ha aprendido mucho más de lo que ya sabía sobre este tipo de cursos?
    Realizar este libro me ha servido para tomar un par de cursos de cada una de las tres grandes plataformas de MOOCs (Coursera, edX y Udacity), tomando realmente el enfoque de los alumnos. 
    Una de las cosas que me sorprendió fue que superar los cursos era algo más complejo de lo que esperaba. Intenté superar los cursos en mi tiempo libre, pero algunos eran más complejos que otros (...). No superé algún que otro examen, en los que no había tomado notas, y confieso que no le presté la atención necesaria. Si quieres superar un curso, tienes que pensar en hacerlo, tener disciplina y trabajar en ello.

    ¿Has notado algo en particular sobre el formato de los cursos que requiera ser modificado?
    Lo interesante es que los MOOC son muy diferentes entre sí. Existen ideas básicas que se comparten, pero las interpretaciones sobre qué es un MOOC no son iguales. (...) Básicamente los diferentes profesores intentan diferentes aproximaciones. En algunos MOOC se da más atención a las lecturas, en otros a los vídeos...
    Además, los alumnos también cambian en función del tipo de MOOC. Algunos son más proactivos y buscan generar sinergias y contactar con gente... en otros simplemente se interesan por el contenido.

    ¿Hay algo especialmente fascinante que has encontrado sobre los MOOCs
    Para mi lo más interesante es que se está cambiando el debate sobre la enseñanza en la educación superior. Parece que la gente se está tomando más en serio que empieza a haber un cambio, que las clases magistrales no son la forma más efectiva, y que las universidades deberían investigar otras fórmulas, sean digitales o no.
    Los MOOC han venido de la mano con cuestiones muy serias sobre el valor de la enseñanza superior en las universidades.


    Ver entrevista Completa:
    - The future of MOOCs: A Chronicle e-book author on what's ahead (link)


    0 0

    Dos semanas después de comenzar el Debate ¿Qué suponen los MOOC para las universidades? comenzado por Andrés Pedreño, director de UniMOOC, en el foro Universia Río 2014, podemos comenzar a sacar algunas conclusiones relevantes de qué opina la comunidad educativa acerca del movimiento MOOC.

    Posturas defendidas en el debate.

    Se defendieron dos posturas contrarias: 

    •  Por un lado, quienes pensaban que Los MOOCs son olas de un tsunami que pueden verse como una amenaza para las universidades, quienes podrían verse amenazadas y deberán responder drásticamente para hacer frente a la educación del futuro. 
    • Por otro lado, se nos presentan los MOOC como un recurso más a utilizar, minimizándose el impacto sobre la educación actual, pero observándose los cursos masivos como un recurso del mayor interés a explotar por los actuales centros de formación superior. No hablamos de amenaza, sino de oportunidad para innovar y dar mayor visibilidad a las universidades a través de la red.

    Primeros resultados.

    Después de dos semanas de votaciones, los resultados dan una cómoda victoria a la opción Los MOOC como un recurso más a utilizar, con una diferencia de 32 a 8 en las votaciones. Una victoria contundente basada en los siguientes puntos:

    •  Internet y la educación digital tendrán su reflejo en las universidades. Es representativo que las principales plataformas internacionales sigan manteniendo su vinculación con las universidades de origen, y que sigan ampliando, lo cuál demuestra que, en mayor o menor medida, las propias facultades son quienes intentan liderar la experimentación en clave MOOC.
    • Las carreras universitarias aportan mucho más que un título final. Se trata de una experiencia que no puede ser fácilmente sustituida por el formato digital. El papel de los MOOC servirá para complementar el conocimiento adquirido durante la etapa en las universidades, algo que va mucho más allá de las meras aulas o el diploma. 
    • La sociedad y las universidades no están preparadas para un cambio tan radical a día de hoy, aunque a largo plazo sí pudiéramos plantearnos otro escenario.
    •  Encontrar un modelo de negocio que funcione no es algo tan sencillo cuando de entrada estamos asumiendo que el conocimiento es libre. En una era en la que nos replanteamos la educación y los títulos universitarios, será complicado hacer que los MOOC puedan ser sostenibles fuera del espectro de la universidad. 
    • Los MOOC servirán para replantearnos la universidad, no para destruirla. Podemos hablar del mar de fondo (olas de cierta envergadura que arrastran grades cantidades de materia orgánica), pero no de un tsunami. Agitarán conciencias, impulsará los recursos digitales, y pondrá encima de la mesa la utilidad de la educación, pero no acabará con las instituciones en sí.
    • Las universidades sabrán acomodarse a la demanda de los estudiantes digitales. Pese a que generalmente se trata de instituciones centenarias, existen buenas prácticas en multitud de facultades que han demostrado que en muchas ocasiones los profesores han sabido estar a la altura de las circunstancias. Recordemos que, de hecho, los MOOC surgen a partir de una asignatura en Stanford.

    ¿Y qué piensan quiénes se posicionan en el lado contrario?

    • Los MOOC son innovación disruptiva de primer orden, y suponen un reto a todos los niveles para las Universidades tradicionales. Por ejemplo, sin apoyo a los profesores que decidan transformar sus clases en MOOC, será imposible que estos se desarrollen dentro de las facultades, y terminarán por crearse fuera de ellas.
    • Las universidades no han sabido avanzar al mismo ritmo que lo han hecho las posibilidades tecnológicas ni las necesidades del mercado. Los MOOC son el reflejo de lo que se llama Lifelong Learning, un concepto que aun está muy lejos de la oferta universitaria.
    • Más allá de la experiencia universitaria, la educación online ha demostrado tener la misma capacidad de enseñanza que las clases presenciales, e incluso en algunos aspectos puede estar por delante. Desde este punto de vista, los MOOC ya pueden estar incluso superando a las propias universidades. 
    • La incorporación de los MOOC en las agendas universitarias requiere de un compromiso político, reconociendo, por ejemplo, la participación de los alumnos en los cursos masivos como créditos de asignaturas. Esto requiere de políticos conocedores del mundo digital y capaces de hacer prospectiva, algo que lamentablemente no sobra en el mundo. 
    • Otro tipo de jugadores comenzarán a actuar en el plano de la educación superior. Empresas como Google, u organizaciones como la UNESCO cuentan con el criterio y el respaldo suficiente de la sociedad como para querer su parte del pastel. Es posible que los MOOC no acaben con las universidades tal y como las conocemos hoy, pero sin duda, pueden relegarlas a un segundo plano.

    Aun estás a tiempo de participar en el debate. ¿A qué esperas?


    0 0

    El nombre de Sebastian Thrun estará ligado a la historia de la educación para siempre, gracias al fenómeno MOOC en todo el mundo. Pero lejos de seguir apostando por los cursos masivos del mismo modo que hacen plataformas como Coursera, el hombre que popularizó el concepto quiere darle otra vuelta de tuerca desde su proyecto Udacity.

    Lejos de continuar con la apuesta por acercar la educación superior a cualquier lugar del planeta mediante un cambio de formato (abierto y masivo), Udacity comienza a pivotar hacia una educación vocacional, entre otras cosas debido a los pobres resultados obtenidos en el curso de Introducción a la Estadística, elaborados por el propio Thrun, quien reconocía que "desde una perspectiva pedagógica es el mejor trabajo que he hecho".

    En palabras del propio creador de Udacity "aspirábamos a dar a las personas un profundo conocimiento, enseñarles algo sustancial... pero los datos son contrarios a esta idea", lo que les llevó a pensar que su producto era odioso.

    Dirigiendo la educación hacia el mundo laboral. Una nueva perspectiva de los MOOC.

    La respuesta a por qué este y otros MOOCs han estado tan lejos de cumplir las expectativas quizá se encuentre en que, más allá de valorar el producto, los estudiantes valoran su impacto: al final, muchos reducen la educación en la mejor forma de conseguir un buen empleo y sueldo. El giro en la política de Udacity atiende, precisamente, a las necesidades del conocimiento continuo y la integración laboral de los estudiantes.

    Pero no nos equivoquemos. Pese a que muchos académicos estaban esperando esta oportunidad para atacar a las nuevas fórmulas digitales de educación, los MOOC siguen en un periodo experimental (recordemos que llevan menos de un año como verdadero fenómeno social). Aun se debe encontrar la fórmula más eficiente de impartir estos cursos, y combinar con las clases tradicionales cuando sea aconsejable. E incluso aun está por descubrir cómo llegar al público masivo.

    Sea como sea, y según Jeffrey Yong en su libro Más allá del auge de los MOOC, la mera aparición de esta nueva metodología ha conseguido sacudir conciencias y provocar un interés real de las instituciones por su adaptación digital. Y eso ya puede considerarse en parte como una victoria de los cursos masivos (ver noticia).

    En mi opinión, el cambio de orientación hacia cursos con futuro profesional no es sino en parte un reflejo de la realidad social, sacudida por el desempleo o los trabajos precarios, y con una población joven que desea mejorar su estatus. Siguiendo esta reflexión, ¿acaso las universidades no verán  reducidas las matrículas en aquellas áreas con menos salidas profesionales? Apuesto a que sí.

    Ver noticia completa en inglés (link) (link 2)




    0 0

    Ayer 2 de Diciembre se celebró La Noche de la Economía, organizada por El Economista y CaixaBank. Un evento dirigido al reconocimiento profesional y al apoyo y promoción de la actividad económica, la educación y las finanzas. El acto tuvo lugar en el CaixaForum de Madrid, y estuvo presidido por el ministro de Economía y Competitividad Luis de Guindos.

    La III Edición de los Premios elEconomista ha contado con seis categorías: Premio a la Mejor Iniciativa en Responsabilidad Social Corporativa, Premio a la Mejor Iniciativa en Formación, Premio a la Innovación Digital, Premio a la Internacionalización, Premio a la Mejor Operación Empresarial y Premio a la Personalidad Más Relevante del Año en el Ámbito Económico Financiero.


    Ver vídeo a partir del minuto 36:30

    UniMOOC, premio a la innovación digital 

    UniMOOC ha recibido el galardón por ser un proyecto innovador que incentivar el espíritu emprendedor en la comunidad hispana. Actualmente cuenta con más de 30.000 usuarios registrados, una cifra inimaginable para cualquier campus físico dedicado al emprendimiento.

    Andrés Pedreño, tras recoger el premio, ha dado las gracias por este reconocimiento a todas las instituciones y personas que forman parte del proyecto colaborativo UniMOOC, muy especialmente a Santander Universidades y Google, además de a quienes día a día trabajan para sacar el proyecto adelante. Tampoco ha querido olvidarse de los emprendedores que han prestado a UniMOOC su apoyo, cediendo su tiempo para ser parte esencial de las lecciones.

    "Los MOOC representan un avance en la formación educativa y universitaria" ha explicado Pedreño, al tiempo que ha agregado que "este proyecto propicia la introducción de la universidad digital, necesaria para modernizar nuestras estructuras universitarias". "Hace una universidad mas ágil, que responda a sus compromisos sociales. Una universidad de su tiempo, como diría Ortega y Gasset".


    Ver lista de todos los premiados en El Economista.

    Matricúlate gratis en UniMOOC, curso abierto para emprender.

    0 0

    The Wall Street Journal ha llevado a cabo una serie de encuestas a verdaderos expertos del área de los MOOC, preguntando acerca de las oportunidades y riesgos de los modelos de negocio de los MOOC. 

    En su sección llamada Los expertos, profesionales del área diseccionan la cuestión que más intriga sobre el desarrollo de los cursos masivos y abiertos: su sostenibilidad.

    A continuación se expone un resumen de los comentarios más interesantes de cada uno de los expertos consultados por The Wall Street Journal.

    Lee Newman:

    La gran cuestión que existe es si debido a la propia naturaleza de los MOOC, estos son capaces de desarrollar un proyecto de negocio sostenible. Algo parecido ocurrió en los primeros años de la era de las punto com, y años más tarde salvo grandes empresas como Google o Amazon, la gran mayoría tiene dificultades para sobrevivir en el entorno digital.

    Quizá los MOOCs hayan reinventado el modelo de negocio educativo, pero hasta el momento, lo único que existe es incertidumbre financiera.

    Cambiando la profesión del profesorado.

    Lo que es realmente interesante es como los MOOC están provocando un cambio en la mentalidad de los profesores. O éstos cambian su forma de entender la educación y la adaptan a las necesidades de la sociedad actual, o están fuera de juego. El crecimiento de los MOOC pone presión a los profesores para reinventarse y ser más interactivos.
    Además, las universidades tienen el reto de conseguir cientos de miles de alumnos en todo el planeta. Y quizá ese sea el reto: conseguir que todo el mundo tenga las mismas oportunidades de futuro. La cuestión es si en una cuestión sobre conocimiento abierto tienen cabida las inversiones capitalistas o no.

    Lee Newman es decano de Social & Behavioral Sciences en la IE University.

    Gianpiero Petriglieri.

    Desde la aparición de los MOOC, hemos estado hablando de la necesidad del conocimiento, de potenciar el lifelong learning, la magia de los grandes profesores, etcétera. Se ha hablado del coste y el valor de la educación superior, y lo más importante, sobre que la educación no es un lujo, sino un derecho fundamental, y la tecnología jugará un papel fundamental en su expansión.

    Pero al mismo tiempo soy escéptico en la evolución de los MOOC. El éxito de los cursos es muy relativo, con unas tasas de conversión alumnos/certificados muy bajas, que son realmente preocupantes. 

    Existe a día de hoy una clara distancia entre la promesa idealista de los MOOC (democratización de la educación) y la creación de un modelo sostenible sin la necesidad de fondos públicos. De hecho, los enorme desembolsos de dinero de las grandes plataformas alejan esto. Por otro lado, empieza a haber una creencia de que el conocimiento debe orientarse únicamente a la obtención de un mejor empleo, cuando es algo mucho más que eso.

    Gianpiero Petrigileri es profesor de Comportamiento organizativo en INSEAD.

    Rosabeth Moss Kanter:

    Los MOOC suponen la oportunidad de expandir el conocimiento a todo el planeta, con un gran impacto social e incluso económico. Pero existe un riesgo, y es que los mejores profesores (o al menos los que más reputación tienen) suelen trabajar para instituciones educativas privadas, que podrían querer obtener beneficios de sus cursos.

    La gran pregunta es si en el mundo digital las pequeñas instituciones podrán competir con aquellas que tienen más prestigio.

    Rosabeth Moss Kanter es profesora Ernest L. Arbuckle en Harvard Business School.

    Jon Erickson.

    Aun estamos en una fase temprana del desarrollo de los MOOC. Es necesario un mayor entendimiento y comprender su grado de eficiencia antes de poder definir un modelo de negocio.

    Jon Erickson es presidente de la organización educativa sin ánimo de lucro ACT.

    Kenneth Freeman.

    Aun no existe un modelo de negocio sostenible para los MOOC, y las plataformas siguen preguntándose como conseguir convertir sus cursos masivos en rendimiento real. Sin embargo hay algunas oportunidades que merece la pena recalcar:

    Los MOOC pueden cobrar por la certificación o por contenido extra del curso, o bien plantear un modelo abierto, pero cobrar por servicios complementarios, como la tutorización. También existe la posibilidad de explotar la analítica obtenida y derivada de los cientos de miles de alumnos que suelen unirse a las plataformas, o incluso mediante la inclusión de publicidad en este tipo de entornos sociales.

    Kenneth Freeman es profesor y decano de la Boston University School of Management.

    Robert Howell.

    El mayor reto se encuentra en la calidad de los cursos, las acreditaciones, la monetización del modelo, las garantías que tienen los estudiantes, y por último, el reconocimientos de los títulos online. Los educadores tradicionales usan cualquier tipo de pega para criticar la educación virtual, y sin embargo durante los últimos años los cursos online están alcanzando una consideración tal que en el futuro las instituciones de educación superior online tendrán la misma dimensión, o incluso superior, que las instituciones líderes de la actualidad.

    Robert Howell es profesor visitante de Administración de negocios en la Tuck School of Business de Dartmouth.

    Enlaces de interés
    - Descubre el resto de la opinión de los expertos consultados por The Wall Street Journal en este link.
    - El modelo de negocio de Coursera (aquí)
    - La madurez del modelo MOOC, por Enrique Dans (aquí)
    - MOOC, el modelo de negocio, por Miguel Zapata Ros (aquí)


    0 0

    Seguramente, a estas alturas, ya conoces qué es un MOOC (si no, mira este enlace), o incluso participas en alguno. Pero es posible que, además, te hayas planteado crear tu propio curso masivo. Si es tu caso, este post es para ti.

    Hay quienes piensan que crear un MOOC consiste simplemente en empaquetar una asignatura tradicional en pequeños vídeos, con los mismos materiales docentes, y listo. Ya tenemos nuestro curso masivo abierto y en línea... Pero crear un MOOC es algo más que eso, y requiere de diferentes elementos puestos en relieve por wiziq -y que adaptamos en este blog acorde a nuestra experiencia en UniMOOC

    1. Elige una materia que te apasione.

    Antes de empezar, asegúrate de que aquello que vas a crear realmente te motiva y te apasiona, porque es tan importante lo que se transmite, que cómo se transmite.
    Un audiencia global no se logra solo leyendo diferentes capítulos de un libro, ni sin la inspiración necesaria.

    2. Consigue un buen equipo de colaboradores. 

    Busca gente que le apasione los cursos masivos abiertos y en línea (MOOC), genera redes de conocimiento, permite la aportación de personas fuera del propio curso… Sin duda, este tipo de iniciativas pueden enriquecer un MOOC desde múltiples punto de vista (tecnología, materiales docentes, enseñanza…) y le ayudan a generar una audiencia de todo el planeta. El aspecto colaborativo  de los MOOC debe ser siempre una máxima en esta metodología abierta.

    3. Crea un buen programa.

    Informa a tus alumnos convenientemente de en qué consiste tu curso si no quieres experimentar cómo solo lo acaba el 5% de tus estudiantes. Fragmentar el contenido para hacerlo ameno y llamativo, explicar en qué consisten las actividades, que conocimiento adquirirá el alumno o alumna, y por supuesto quienes serán los docentes, es un tipo de información que el estudiante tiende a valorar en gran forma antes de decidirse por comenzar con el MOOC. 

    4. Decide una plataforma que cumpla tus expectativas. 

    En UniMOOC trabajamos con la plataforma abierta Google Course Builder, con código abierto que permite implementar multitud de herramientas del universo Google (Youtube, Gmail, Google Drive, etc.) y un desarrollo prácticamente desde cero. Sin embargo, otras muchas iniciativas están empleando otros tipos de herramientas 2.0 (Blogs, coursites, wiki, Moodle, etc.) o la participación en plataformas tecnológicamente cerradas como Coursera, Future Learn o Miriadax.

    Elige la que más cómoda te resulte, o la que más posibilidades te permita. Depende de ti.

    5. Conectivismo para ser masivo. 

    Si quieres que tu MOOC esté realmente vivo y se convierta en masivo, permite la comunicación entre los usuarios, y la posibilidad que compartan experiencias, documentos, logros… El colectivismo es clave en la era 2.0 de las TIC, y por supuesto que deben estar presente en los MOOC. Además, es la mejor forma de hacer un proyecto viral: permitiendo que la gente se sienta parte del mismo.

    6. Da un soporte al alumnado de calidad. 

    En un MOOC desatendido, los estudiantes no se sentirán cómodos. Implementa mejoras, atiende las peticiones si realmente mejoran el proyecto, contesta dudas… E incluso realiza encuestas para que tus alumnos vean que tomas en consideración sus inquietudes y propuestas.

    7. Experimenta. 

    A día de hoy, los MOOC actuales no son sino el inicio de una nueva tendencia en materia de educación, cuyo techo aun se desconoce. Pensar que ya está todo visto en materia MOOC es del todo menos cierto, y durante los próximos años seremos testigos de un número inimaginable de nuevas modalidades de evaluación, enseñanza, actividades, certificaciones, usabilidad, gamificación.

    Desde mi punto de vista, si algo debe caracterizar a los responsables de los MOOC en la actualidad son sus ganas de descubrir hacia dónde se dirige la actual tendencia educativa y cómo el mundo digital está cambiando las modalidades de enseñanza. Es algo fundamental.


    0 0

    Lanzamiento del primer MOOC en lengua castellana del Instituto de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF), unidad del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte responsable de la integración de las TIC en las etapas educativas no universitarias.

    Este primer MOOC sobre "Entornos Personales de Aprendizaje (PLE) para el desarrollo profesional docente", es la primera iniciativa de estas características desarrollada por el INTEF y abrirá su primera edición a partir del 13 de enero de 2014 en el nuevo espacio INTEF MOOC.


    INTEF MOOC es una nueva vía de formación del profesorado más orientada al desarrollo de competencias, especialmente las relacionadas con la colaboración en red, la gestión autónoma del aprendizaje y la participación en comunidades educativas. Esta nueva modalidad de formación para profesorado que el INTEF ofrece pretende desarrollar procesos masivos de formación basados en el aprendizaje social y abierto, mediante propuestas de actividades que generen interacción, producción agregada, conocimiento compartido y la generación de redes profesionales. En este sentido, la experiencia de MOOC que aquí se presenta se plantea como un evento social para docentes que desean compartir su experiencia de aprendizaje. 
    En el INTEF no ven un MOOC como un curso de Formación a Distancia con unos contenidos cuya asimilación se evalúa mediante cuestionarios y un tutor que asiste a los participantes en las dificultades. En un MOOC, los participantes somos parte importante en la creación de contenidos, la evaluación está vinculada a nuestro trabajo y actividad durante el curso y somos a la vez aprendiz y docente en una gran comunidad de aprendizaje. Bajo el enfoque conectivista de los MOOC del INTEF cada participante debe asumir el liderazgo de su propio aprendizaje, el compromiso con los plazos fijados para cada curso y una participación activa generando y compartiendo conocimiento con el resto de participantes.

    El INTEF no tiene la intención de quedarse sólo con este primer MOOC, sino que avanza que cada uno de sus cursos masivos en línea y abiertos tendrá un diseño que permitirá a quienes los completen, alcanzar los objetivos planteados inicialmente por medio de una propuesta de contenidos, tareas y actividades que los inscritos tendrán que desarrollar colectivamente en unas fechas determinadas. La finalidad de los MOOC del INTEF es que quienes participen en esta nueva modalidad de formación desarrollen su autonomía en los contextos digitales, conecten con comunidades profesionales y sean capaces de generar y compartir contenidos de valor para su propia comunidad en relación a los distintos temas que se trabajen en cada MOOC.

    Pero por ahora, vamos a ver en qué consiste el que acaba de convocarse y cuyo comienzo es inminente. Será interesante seguir su hashtag #eduPLEmooc en Twitter:


    El MOOC ‘Entornos Personales de Aprendizaje para el desarrollo profesional docente" ofrece una experiencia de aprendizaje conectado a través de la cual podremos construir o rediseñar nuestro PLE (Personal Learning Environment), reflexionar sobre la identidad digital y los procesos de aprendizaje personales y entrar en contacto con otros profesionales y personas interesadas en la educación a través de diversas comunidades virtuales.

    Esta experiencia permitirá mejorar la competencia digital de quienes lo realicen con éxito, tanto en la faceta de aprendiz permanente como en el desarrollo profesional docente.

    El curso consta de 7 unidades agrupadas en 2 módulos:

    Módulo I

        1. Nuestras huellas digitales.

        2. De docentes conectados a docentes en-red(ados).

        3. PLE y gestión de la información.

    Módulo II

        4. Creación de una comunidad de aprendizaje.

        5. Curación de contenidos.

        6. Aprendizaje permanente. Aprendizajes y pedagogías emergentes.

        7. Conclusiones del proyecto y balance del curso.

    Mediante la realización de las actividades del MOOC, se podrán conseguir 3 emblemas digitales: uno al final del primer módulo, el segundo al completar la unidad 6 y un tercer y último emblema asociado a la finalización satisfactoria del plan de actividades del curso.

    Objetivos

    Este MOOC busca despertar el interés por la reflexión sobre la identidad digital y los procesos de aprendizaje personales, y dirigirlos hacia el desarrollo profesional a través del concepto de Entorno Personal de Aprendizaje (PLE).

    Con la realización de las actividades del curso, se conseguirá construir un Entorno Personal de Aprendizaje integrando los recursos y servicios que ya utilicemos con otros nuevos, tras su identificación y análisis de acuerdo con las necesidades personales y profesionales.

    En el MOOC quieren ayudar a identificar, adaptar y trasladar buenas prácticas de aplicación del enfoque de los Entornos Personales de Aprendizaje en el aula, reflexionando sobre metodologías innovadoras de evaluación de los aprendizajes.

    Esperan, finalmente, estimular la generación de redes y comunidades profesionales docentes y la participación activa de los inscritos en las mismas. Es también objetivo del curso que sus participantes avancen en la mejora de su competencia digital para su aplicación profesional como docentes.

    Estos objetivos generales tendrán una especificación por unidades semanales con retos u objetivos más específicos que sean evaluables mediante evidencias de aprendizaje que el participante irá creando como resultado de su actividad en el curso. No se puede esperar el logro de objetivos de aprendizaje propuestos mediante la simple visualización de los contenidos; es necesario completar las actividades que cada semana el MOOC propone.

    Requisitos recomendados

    Para participar en esta actividad tan sólo es necesario que dispongas de una conexión a Internet que te permita visualizar vídeos, ya que gran parte de los contenidos que te ofrecen están en este formato.

    Aunque el MOOC te permitirá construir tu identidad digital, es necesario que los participantes tengan una actitud positiva hacia la participación en comunidades y la generación de recursos y perfiles de acceso público, puesto que la mayor parte de la actividad del curso gira en torno a estas dos cuestiones.

    Público objetivo

    Este curso está dirigido a profesionales de la educación, sin importar el nivel educativo en el que lleven a cabo su actividad.



    0 0
  • 12/11/13--16:11: Los MOOC llegan al móvil
  • Coursera comienza una nueva aventura en materia de aprendizaje gracias al desarrollo de su App gratuita para móviles y tabletas, que permitirá a los estudiantes seguir las lecciones allá donde vayan. La aplicación, que cuenta con apenas días de existencia, permite a los courserianos moverse por todos los cursos de una forma mucho más intuitiva y adaptada al terminal móvil.

    Además, puedes descargar las lecciones y vídeos para su visionado aunque no tengas conexión a Internet en ese preciso instante.

    Pero no se trata de la única aventura MOOC en el área móvil. Codeacademy estrenó hace una semana su primera app en iPhone en honor a su famoso Hour of Code, donde se enseñan conceptos básicos sobre programación. En el caso de Coursera, se trata de una adaptación de toda la plataforma web, con un gran número de sus elementos (vídeos, actividades, chat, foros...).

    Eso sí, en ambos casos, es necesario tener la última versión de iOS actualizado en tu terminal.Una lástima, ya que en el caso de iPhone, las versiones 4 y anteriores se resienten con la versión 7 (culpa de la obsolescencia programada, algo que aprovecho para denunciar desde este blog).




    Cabe mencionar que existen otras iniciativas, como CoursePad o MOOCs4U que se sirven de los cursos creados en otras plataformas para ofrecer su contenido en el móvil. Sin embargo, es probable que durante los próximos meses observemos nuevas aplicaciones tanto para iPhone como para Android directamente diseñadas por alguna de las plataformas MOOC. edX, Udacity, FutureLearn, Iversity... ¿quién será el siguiente?

    Hasta entonces, tendremos que seguir usando la propia web, muchas veces incluso ni siquiera responsive.
    Noticia originalmente publicada en:


    0 0

    Del 5 al 7 de marzo de 2014, tendrá lugar este Taller Internacional sobre la creación de MOOC con anotaciones multimedia, organizado por la Universidad de Málaga, que tiene como objetivos:
    • Crear un espacio para el desarrollo conjunto de futuros proyectos de colaboración, fortaleciendo la red que ya se posee latinoamericana.
    • Reflexionar, debatir y compartir experiencias sobre los MOOC en general, y sobre las Anotaciones multimedias en particular.
    • Analizar para aprender de las experiencias de cursos y materiales educativos en otros formatos y entornos abiertos (OAs, OCW, Repositorios, etc.).
    • Exponer el estado de la cuestión en cuanto a investigación sobre este tema (MOOC y Anotaciones multimedias), proporcionando un lugar de encuentro e intercambio a nivel internacional.
    • Presentar la herramienta de Anotaciones federada desarrollada bajo la colaboración entre miembros de los equipos de HarvadX y Gtea.
    • Abordar aspectos prácticos sobre creación de cursos en plataformas MOOC y el uso de anotaciones multimedia.
    Toda la información sobre este evento, así como el modo de matriculación y contacto está ya disponible en el espacio web del taller.

    0 0

    Como cada año, IBM lanza su "5 in 5", o lo que es lo mismo, las 5 predicciones tecnológicas que ocurrirán en los próximos 5 años. Sin duda, un buen ejercicio de prospectiva que nos pone frente a lo que posiblemente sea nuestro futuro más cercano. Hasta ahora, y desde 2007, las apuestas de IBM han estado relacionadas principalmente con ciudades inteligentes, las energías sostenibles, y la salud, pero este año, además, han incluido en sus predicciones el cambio en la educación.



    Hacia unas clases inteligentes


    Según el profesor C. Neti, Director del Centro de Investigación Thomas J. Watson, las clases pasarán de un ambiente general, a entornos verdaderamente personalizados, que se adaptarán a las necesidades e inquietudes de cada alumno. Según sus predicciones, los MOOC han hecho los contenidos educativos abiertos a todo el planeta simplemente con una conexión a Internet, con unos materiales adaptados a cada alumno bajo demanda, y la posibilidad de aprender dónde y cuándo uno quiera. Gracias a este tipo de cursos, en la actualidad se están generando millones y millones de datos que sin duda ayudarán a entender los procesos de aprendizaje y enseñanza en el nuevo siglo y para las nuevas generaciones. 

    ¿Y en qué se traduce esto en una clase presencial? Según los expertos de IBM, la recolección de datos también ocurrirá en las aulas físicas, gracias al empleo de herramientas digitales que recojan multitud de información de forma personalizada. Trabajar con estos datos permitirán a los profesores identificar las necesidades de cada alumno, y trabajar con ellos en las áreas que más necesiten mejorar y potenciar.

    A partir de aquí, los profesores volverán a tomar las riendas. Serán ellos quienes deberán decidir cómo actuar en cada caso, eso sí, ayudados de nuevas metodologías que ya están poniéndose en práctica en los MOOC, como la gamificación, o la enseñanza de forma individual en la que cada alumno pueda avanzar en las lecciones diarias más rápido o más lento en función de su interés y sus capacidades.

    El papel de los profesores en las clases del futuro


    La duda es lógica: si en el futuro los alumnos podrán trabajar con herramientas digitales de forma independiente y será el software instalado el que decida la puntuación, sus intereses, o en qué potenciar sus conocimientos... ¿cuál es el papel de los profesores?

    A título personal, considero la educación como algo que va más allá de los exámenes o la certificación final. Siendo sinceros, ese proceso sí puede realizarlo una máquina, y no hace falta que pensemos en el futuro. Hoy en día los MOOC lo están haciendo, y no debemos observarlo como algo negativo, todo lo contrario. 

    Educar consiste en algo más que enseñar una lección, o sentarte delante de una pizarra a leer un libro. La educación, desde primaria hasta la superior, constituye toda una experiencia vital, en la que los profesores son la parte central del proceso. Hoy en día, y más en el futuro, la tecnología nos ayudará a automatizar ciertos procesos que, desde mi punto de vista, permitirán a los profesores especializarse en áreas donde tienen una gran ventaja comparativa respecto a los ordenadores, como por ejemplo, la motivación, o el saber dar consejos basados en la experiencia. El tiempo dirá, pero sería un error pensar que este tipo de avances constituyen una amenaza a la educación, y no verlos como una mejora necesaria ante los nuevos tiempos.

    Me remito para terminar a una frase de Albert Einstein, y que puede ser muy reveladora:

       Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones en las que puedan aprender.

    También te puede interesar:
    - Curso sobre Sectores de Futuro en UniMOOC. (Apúntate gratis)
    - Tendencias educativas en 2013.(link)
    - Aprende sobre los sectores de futuro (ver vídeo)



    0 0

    Esta entrada está basada en las noticias publicadas en las webs francesas contrepoints.org y libèration.fr.

    El año 2014 nos traerá una nueva oportunidad para que los MOOC terminen por convertirse en alternativa real a la educación superior, y una segunda oleada de duras críticas contra un modelo que empieza a afianzarse. Como resumen, podríamos decir que si el año 2012 fue el que marcó el despegue de esta metodología y el 2013 se identificó como un año de experimentación y el despertar de Europa, 2014 debería significar una mayor apuesta y la confirmación casi definitiva de los MOOC.

    Pero como decíamos, no todo son buenas palabras para este tipo de cursos. El año 2013 fue considerado en un inicio como el año antiMOOC, tildando a los cursos masivos de pro-capitalistas, en lo que se llegó a llamar la macdonalización de la educación. Y parece que en los albores del 2014 la historia se repite. Sírvanos el artículo de contrepoints llamado La vieille France rentre en guerre contre les vilains MOOC(la vieja Francia en guerra contra los villanos MOOC) para ilustrar de nuevo las críticas.

    No seré yo quien tilde a la sociedad francesa de terca y conservadora, ni de vivir en el pasado, como se hace en el artículo de contrepoints. Creo que desde este medio se exageran ciertos comportamientos, que por otro lado también son palpables en la sociedad española. Lo que debe quedarnos claro en este punto es que, según parece, en Francia, como en otros países, existe un movimiento de la educación más tradicional frente a la aparición de los MOOC. Y eso es lo que debe preocuparnos.

    Imagen tomada de france-export.com

    Los MOOC y el futuro de la educación.

    No vamos a discutir aquí sobre qué incorporan los MOOC frente a la educación tradicional porque ya se han visto de sobra en este blog: uso de Internet, metodología basada en medios audiovisuales, adaptación a la era digital, participación del alumnado, creación de contenidos en tiempo real, evaluación P2P,... Con ello, asistimos a una distribución y democratización del conocimiento y la educación jamás vista. 

    Pero es evidente que estas innovaciones rompen los esquemas de las universidades y centros de educación cuyo modelo de negocio se ha basado tradicionalmente en la atracción de estudiantes a sus aulas físicas, ya que el conocimiento se encuentra en la red 24 horas al día, 365 días al año, y disponible en cualquier rincón del planeta para millones de personas a la vez. Progreso vs amenaza.
    Por tanto, puede resultar hasta normal que haya quienes se opongan a un modelo educativo que permite ampliar el impacto de la educación a nivel global, que facilite un conocimiento multidisciplinar, y acorde a las nuevas necesidades. 

    Durante 2014 volveremos a escuchar a diversos colectivos hablando sobre la incompatibilidad de los MOOC y la enseñanza tradicional, y con planteamientos sobre modelos de negocio y cómo la educación se vuelve negocio. Y en este caso, el primero en golpear ha sido el periódico Libération, con su artículo "MOOC: un paso hacia la liberalización de la educación", firmado por, entre otros, El colectivo Anti-MOOC, que incluso defiende que los cursos masivos conducen a la estandarización y a la diferencia de clases en función de quién puede y quién no puede acceder a Internet (¿?).

    Si es lo que preocupa, efectivamente nadie podrá evitar que sobre la metodología MOOC caigan grupos de inversión interesados en sacar beneficio y en la estandarización. Pero sinceramente, esta práctica ha ocurrido en todos los sectores, incluyendo la propia educación (como si no existieran centros privados...). Recurrir a este argumento para atacar a la aparición de cursos masivos carece de todo argumento, pues supone además banalizar el resto de avances y posibilidades que otorgan las TIC a la educación.

    El año 2014 volverá a traer ataques frontales contra los MOOC, de Francia, España, Estados Unidos y del resto del Mundo, pero mal favor se harían las universidades si basándose en estas críticas no apuestan y experimentan por esta metodología. Desde mi punto de vista, es necesario -una vez más- reiterar la necesidad de amoldar la educación a las nuevas tecnologías, y no a la inversa. 


    0 0

    En la Universidad de Pennsylvania han decidido arrojar un poco de empirismo sobre el continuo debate acerca de si realmente los MOOC son el modo de romper las barreras de acceso a una educación de calidad y acercarla a todos en igualdad de condiciones, o si simplemente son una forma de automatizar el aprendizaje y la enseñanza.
    Para ello han realizado un retrato del tipo de personas que se inscriben y realizan sus MOOC.
    La infografía a continuación contiene algunos datos bastante reveladores, extraídos a partir de un muestreo de 35.000 estudiantes de todo el mundo inscritos en algún MOOC ofertado por esta Universidad y que al menos hayan completado un módulo en el MOOC de su elección.


    Como puede observarse, el retrato del participante en un MOOC no es el de una persona que no tendría acceso a la educación si no existiesen los MOOC, sino más bien al contrario, ya que la mayoría de las personas que se inscriben en los MOOC ya son personas con titulación, y en general con un empleo, mayoritariamente hombres, por otro lado.
    Por supuesto, sólo estamos hablando de un muestreo sobre inscritos en los cursos de una Universidad concreta, pero a juzgar por los resultados, parece que la tecnología y la educación tendrán que mejorar antes de que pueda dar comienzo la verdadera transformación de la que habla Thomas Friedman, columnista en el New York Times, quien escribe que no hay nada con mayor potencial para reducir la pobreza que abrir un billón más de cerebros capaces de resolver los mayores problemas del mundo.



    0 0

    Que existe un problema de empleo juvenil en Europa es algo que nadie pasa por alto. En los últimos 20 años, la tasa de desempleo juvenil ha triplicado la tasa general en las economías europeas, con más de cinco millones y medio de jóvenes desempleados. Independientemente de que haya quienes intentan mostrar que la realidad no es tan cruda como solemos pensar (ver El supuesto problema del desempleo juvenil en Europa), basta con observar la situación de centenares de miles de jóvenes en España, que emigran a países de todo el mundo, para comprender que existe un problema. Y grave.

    La pregunta que debemos hacernos es, ¿a qué se debe este problema? ¿Se trata de un mero asunto económico, ya sea coyuntural o estructural? ¿O es un problema educativo? Sin poder descartar el primero de los casos, el estudio de McKinseytitulado Education to Employment: Designing a System that Works incide en la distancia existente entre oferta educativa y laboral.

    Veamos las tres conclusiones más relevantes de dicho informe:

    1. Las empresas no encuentran el perfil de trabajador que necesitan.

    No se trata solo de un problema de falta de trabajos, sino también de una mala adecuación de los trabajadores al mercado laboral. Según el informe, el 27% de los encuestados afirmaron haber tenido puestos de trabajo vacíos por no encontrar a trabajadores con las habilidades necesarias, lo que derivó en problemas y mayores costes para las propias compañías.

    Además, se constata que es en los países con mayor paro juvenil donde hay un mayor número de vacantes por ausencia de candidatos con las habilidades requeridas para el puesto. ¿Y cómo es posible esto? El informe apunta a varios problemas, entre ellos la falta de entendimiento del sistema educativo, las empresas, y los propios jóvenes por alcanzar metas comunes. De hecho, en la encuesta realizada pese a lo que pensaba la mayoría de los profesores consultados, los alumnos consideraban que no estaban preparados para el mercado laboral

    2. Los jóvenes se enfrentan a tres obstáculos muy significativos.

    La educación destinada a la obtención de empleo (education-to-employment, o E2E en inglés) tiene tres puntos clave: avanzar hacia la educación superior, obtener las habilidades necesarias, y conseguir un trabajo acorde a tus conocimientos. El problema es que en Europa se encuentran trabas en cada uno de estos puntos.

    - Para empezar, el elevado coste existente en la educación superior, no referido únicamente a las tasas universitarias (que además están incrementándose), sino también al mero hecho de vivir en una ciudad diferente, con los gastos que supone (alquiler, desplazamiento, etcétera).

    - Por otro lado, la educación europea parece no proveer de las habilidades necesarias a los estudiantes, quienes en el informe revelan que su preparación dista de la que consideran necesaria en temas como ética del trabajo, o incluso comunicación oral.

    - Por último, los jóvenes ven difícil la transición educación-trabajo. Una tercera parte de los jóvenes europeos comienzan con trabajos temporales mientras buscan un empleo acorde a sus habilidades, que suele tardar demasiado tiempo en llegar. Incluso en muchos casos se termina por abandonar esta posibilidad, y se acepta conseguir otro tipo de empleo.

    3. Los jóvenes y las pequeñas empresas son las principales damnificadas en este contexto.

    En el estudio realizado por McKinsey, solo un 10% de los jóvenes entrevistados declararon estar satisfechos con su empleo, que coincide con aquellos que consideraron haber tenido buena información y una educación a conciencia. Mientras, el 79% de los jóvenes entrevistados se mostraron frustrados por la falta de apoyos durante sus años de estudiantes, y por no ser del todo felices en sus trabajos (Figura 1).

    Figura 1. Propiedad: Mckynsey (link)

    En el caso de las empresas contratantes también existe disconformidad. En muchas ocasiones, los nuevos trabajadores no están del todo preparados para abordar las tareas que se les asignan, y esto ocurre principalmente en las pequeñas empresas, ya que por un lado cuentan con criterios de selección menos rigurosos que las grandes compañías, y por otro lado las expectativas que ofertan (en cuestión de sueldos y de crecimiento dentro de la empresa) son mucho menores que las grandes. De ahí que muchos jóvenes cualificados prefieran no acudir a las pequeñas empresas a buscar empleo.

    Cómo aproximar educación y empleo.

    A pesar de las dificultades por las que se pasa en Europa, el informe McKinsey nos da algunas pistas para abordar el actual problema:

    • Innovación educativa y mayor financiación: el criterio del life long learning o aprendizaje continuo debería ser la pauta que guiara la educación del futuro. La educación no consiste únicamente en grandes bloques teóricos y prácticos, sino que a veces consiste en pequeñas píldoras, capaces de combinarse con el resto de estudios, y que despiertan el interés de los alumnos. Eso sí, la financiación gubernamental para hacer de esta metodología accesible y factible es fundamental.
    • Hacia los sectores de futuro.La mentalidad de los trabajadores, empresas y del sistema educativo deben dirigirse a una colaboración continua. Entre todos deben diseñar y comprender qué áreas constituyen los sectores estratégicos del país.
    • Crear las infraestructuras necesarias.La educación en los países europeos suele tener un escenario confuso, con cambios continuos en políticas educativas según los gobiernos, divisiones territoriales, y conflictos entre centros de educación superior. Según el informe, se requiere de un sistema completamente integrador, incluso a nivel europeo, que permita compartir y generar información útil: las expectativas laborales reales, el ratio de empleo joven por sector, la satisfacción de los empleados... La tecnología se convierte en un aliado fundamental para ello.
    Según el informe referido, el desempleo juvenil y su correcta integración en el mercado laboral es quizá uno de los problemas más graves de Europa, tanto a nivel continente como en cada uno de sus países. Solo aunando esfuerzos, y con una estrategia clara a futuro, conseguiremos encontrar soluciones.

    ¿Y tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.

    Te puede interesar.

     Descarga el informe completo Education to Employment de Mckynsey (aquí)
    → Resumen sobre el informe de McKynsey publicado en su web (aquí)
    → Lección de Francisco Ruiz (Google) sobre el impacto de la innovación en un país (aquí)
         
       

    0 0

    Durante el reciente encuentro anual de la Asociación Americana de Historiadores, se ha hecho patente la preocupación por parte de profesores y catedráticos universitarios ante la proliferación de los MOOC, a los que consideran una más que posible pesadilla, tanto para ellos mismos como para los estudiantes universitarios que valoran la experiencia de sus profesores.

    En este encuentro, Jonathan Rees, catedrático de Historia en la Universidad Estatal de Colorado, ha llegado a afirmar que la adopción del MOOC como modalidad de formación a gran escala, podría incluso llevar a que fuesen los propios estudiantes los que impartiesen los cursos de Historia o personas sin formación alguna en la materia.

    Rees también se pregunta quién se va a molestar en crear contenido para sus aulas cuando se puede seguir a los mejores catedráticos del mundo a través de canales en la red. Siguiendo con esta misma línea de argumentación, afirma que los MOOCs podrían desprofesionalizar y descualificar la cátedra ya que los catedráticos podrían ser fácilmente sustituidos por personal con menos conocimiento y formación, e incluso se podría prescindir totalmente de cualquier tipo de curador, ya que los propios participantes en un MOOC podrían defenderse por si mismos y aportarse los contenidos unos a otros.

    La mayor preocupación de Rees parece ser la económica; el temor a que la expansión de los MOOC traiga consigo un recorte en el número de personal docente con experiencia presencial. Pero va más allá, y continúa argumentando que incluso aunque no fuese ese el caso, el uso de cursos masivos podría derivar en una confusión entre los estudiantes por el hecho de ver las clases del MOOC fuera del aula pero después obtener las explicaciones a sus preguntas durante las sesiones presenciales.

    Rees aúna así el concepto de 'flipped classroom', o el aula al revés, junto con el concepto de un curso masivo, abierto y en línea, que quizá sea la base de su escepticismo hacia los MOOC, porque ¿son los MOOC una clase al revés en si mismos, o son una modalidad de formación diferente?

    Ahí lo dejamos como punto de reflexión y veremos si vuestros comentarios le dan la razón a Rees, o se la quitan.

    Leído en eCampus News

    0 0

    To MOOC or not to MOOC, that is the question.
    Una pregunta que no solo representa las dudas de los propios estudiantes sobre la utilidad del conocimiento MOOC, sino también de las propias instituciones sobre apoyar o no una nueva metodología que puede incluso competir con la educación ya instalada.

    Este debate ha sido ya muy abordado en este mismo blog en entradas anteriores. Así que hoy, como es viernes y toca algo más en plan relax, mejor lo vemos en formato infografía, creado por eLearning Infographics.

    Y no os olvidéis de seguirnos en facebook si queréis estar al día de nuestras noticias sobre educación y emprendimiento en clave digital.

    Fuente: http://elearninginfographics.com/to-mooc-or-not-to-mooc-infographic/




    0 0

    Udemy, una de las plataformas de cursos en línea cuyo catálogo ha crecido más rápidamente en los últimos tiempos, completa el conjunto de apps para dispositivos móviles con su app para Android, disponible ya para descarga desde Google Play, que viene a acompañar a la que ya estaba al alcance de todos los participantes en sus cursos para iOSy que ha sido actualizada el pasado 13 de enero de 2014.

    De este modo, Udemyse convierte enUdemy Mobile, facilitando así la enseñanza por Internet que anuncia en su web; en cualquier lugar, en cualquier momento, algo sin duda muy útil para cualquier MOOC o curso en línea que se lance hoy en día, cuando ya no concebimos que ningún tipo de enseñanza/aprendizaje en la red no pueda hacerse mientras esperamos un autobús, un avión, mientras viajamos en el metro, en el tren, o mientras disfrutamos de un descanso para comer.

    Ese es el valor añadido que el uso de dispositivos móviles aporta a la educación, y ya no puede haber curso en red ni MOOC que se pueda considerar innovador y de calidad sin que cuente entre sus activos con unas buenas apps para Android e iOS, así que, enhorabuena a Udemy por su trabajo en esta línea.


    0 0

    El aprendizaje online tiene muchísimas virtudes: estudias a tu ritmo, eliges los temas que más te interesan, puedes -generalmente- interactuar con un mayor número de personas que en una clase normal, Internet te provee de un mayor número de recursos... Pero puede tener algunas desventajas, como la necesidad de planificación o de automotivarte.

    Por ello, aunque crear un curso online que pueda resultar sencillo, no son muchos los que finalmente tienen éxito. Ante este problema, la web especializada edudemic nos recomienda 10 trucos para crear un aprendizaje online eficiente. Con ellos, aseguran, planificarás tu tiempo de forma dinámica, eficiente y efectiva. Esperemos que sea verdad y que nos sirvan a todos :)

    10 consejos para plantear un aprendizaje online eficiente.

    1. ¡Empieza a lo grande! Los mejores cursos online tienen los mejores comienzos. Motiva a tu audiencia desde el comienzo.

    2. Establece metas medibles. Fija objetivos que puedan ser asumidos por los alumnos en un tiempo razonable de tiempo (recomendamos dividirlo en módulos, compuestos de vídeos, actividades, etc...). ¡Y motívalos para cumplirlos! Por ejemplo, con gamificación.

    3. Aborda diferentes formas de enseñanza. No todos los alumnos aprenden a la misma velocidad, ni tienen los mismos intereses. Dales libertad.

    4. Escribe las instrucciones. La mecánica del curso debe estar bien clara, con instrucciones concisas.

    5. Mantén un lenguaje coloquial. Este tipo de estilo mejora la capacidad de aprendizaje, y atrapa al estudiante dándole protagonismo cuando se emplean términos en primera o segunda persona.

    6. Evalúa continuamente a los alumnos. No se trata únicamente de hacer tests de memoria. Cada cierto tiempo, los alumnos deben mostrar sus capacidades con actividades parciales.

    7. Minimiza las distracciones. Evita demasiada decoración en la web. Lo importante es el contenido, no el fondo de pantalla, ni el tipo de fuente que estás usando.

    8. La interactuación no siempre es la mejor opción. No todas las páginas deben ser interactivas. A veces es necesario incluir materiales para que el alumno los estudie o entienda.

    9. Respeta las buenas tradiciones. La estructura de tu curso no puede ser diferente a la de una clase tradicional. Innovar en educación no quiere decir tirar por tierra todo lo que funciona. Recuerda: el alumno es lo importante.

    10. Trocea tus lecciones. Los MOOC van en contra de la idea de un profesor soltando un discurso durante tres horas. Coge lo importante, córtalo en vídeos de no más de 5 minutos, y tendrás una audiencia esperando a tu siguiente sesión.

    Enlaces relacionados:

    - Infografía original en: edudemic.com/elearning-tips/
    - Te recomendamos que te apuntes a unimooc.com, una de las primeras experiencias MOOC en castellano del mundo.


    0 0

    El Foro Económico Mundial ha lanzado su propia plataforma de MOOC, basada en la tecnología edX, llamada Forum Academy.

    A diferencia de Coursera o la propia edX, nos encontramos con una plataforma sin un claro referente académico tras de sí, sino que es otro tipo de institución el que lidera el proyecto. Este hecho refleja la propia evolución de la educación superior más allá de las universidades, con la entrada de nuevos actores como Udacity o Google.

    De momento, la plataforma oferta un primer curso sobre Liderazgo Tecnológico Global, pero ya tiene otros cinco proyectados sobre diferentes áreas como agricultura, el mundo árabe, la industria del automóvil o la innovación social. Según la propia nota de prensa, la vertiente educativa viene a reforzar su papel como organización de la reunión anual de Davos (Suiza), en la que los diferentes líderes políticos, económicos y educativos cuestionan sobre el devenir de la economía y sociedad. En otras palabras, los cursos no son sino el reflejo de las inquietudes recogidas en estas reuniones, transformadas en preguntas y respuestas por expertos de diferentes áreas, y llevadas al resto de la sociedad.


    El Foro Económico Mundial pasa de esta forma a ser parte de la comunidad xConsortium, integrado por los colaboradores y socios que, sin ánimo de lucro, emplean la plataforma tecnológica de edX para crear sus respectivos espacios de educación abierta.

    Con esta noticia, los MOOC siguen ganando prestigio en el entorno educativo a nivel global, pero supondrá una pérdida de peso de las universidades frente a nuevas instituciones que pretendan liderar el debate sobre la educación superior del futuro. Seguro que en breve nuevas instituciones (o empresas) dan el paso y conforman sus propias plataformas o cursos. ¿Cuál será la siguiente?

    Noticias relacionadas.

    - Google entra de lleno en el mundo de los MOOC aliándose con edX. Ver más.
    - edX versus Coursera. Expansión global de los MOOC. Ver más.

    0 0
  • 02/03/14--00:00: Subcampeones: Los MOOC
  • Según Edudemic en su artículo 5 Big EdTech Trends Worth Knowing About, de Hardik Parikh, los MOOC optaban en 2013 al galardón a la mejor iniciativa e-learning del año. Sin embargo, y a pesar de ser los nominados con mayores posibilidades de ganar el galardón, han quedado subcampeones.

    Durante 2012, los MOOC tuvieron un alto impacto en el ámbito del e-learning y en el terreno económico también, llegando incluso unos pocos a obtener dividendos de ocho cifras. Por citar un ejemplo del impacto de esta modalidad de formación, en sólo un MOOC lanzado por una universidad de gran prestigio, se registró una cifra de 36.000 personas inscritas.

    Pero en 2013 parece que esta modalidad de formación ha perdido su magia.

    La mayoría de las entidades y plataformas con MOOCs en marcha a lo largo de 2013 han tratado de reinventarse y de ofrecer mejores y más innovadores cursos, poniendo el énfasis en que sus MOOCs son la mejor modalidad de formación en red; que las mejores universidades, los mejores curadores y facilitadores viven en la red, y lo hacen de forma gratuita.

    Esto no parece ser el motivo para que los MOOCs sólo hayan alcanzado el subcampeonato, pero quizá este hecho sí haya influido en que ahora mismo, comenzado ya el 2014, muchas universidades estén pensando en lanzar lo que han denominado el MOOC2Degree, un modelo basado en la esperanza, que crece bajo la creencia de que estudiantes de todo el mundo se educarán a si mismos con los mejores recursos y que pagarán una vez terminen su grado.

    ¿Se convertirá el MOOC2Degree en el ganador a la mejor iniciativa e-learning en 2014? Tenemos un año por delante para descubrirlo.




    0 0

    Google continúa con su apuesta clara en la educación invirtiendo nada menos que 300 millones de dólares en diferentes plataformas y proyectos de educación a través de la empresa "Google Ventures", la división encargada de apostar por el desarrollo de proyectos web de terceros en sus inicios.

    No es la primera vez que nos referimos al gigante de Internet en este blog. Ya vimos como se embarcaba en el mundo de los MOOC con la puesta en marcha de Google Course Builder, o la estratégica alianza con el MIT para crear MOOC.org. No sorprende, por tanto, el artículo de mashable.com, web de referencia sobre nuevas tecnologías, en el que se pone en relieve unas cifras más que llamativas. Por ejemplo, los 40 millones de dólares que han invertido en Renaissance Learning, una compañía de software de educación.

    Con la entrada en este tipo de negocios, Google empieza a mostrarse como uno de los grandes protagonistas de la educación superior del Siglo XXI, dominando las tecnologías que serán responsables en la enseñanza online en la próxima década. Pero además, la compañía americana está muy presente en el desarrollo de los propios cursos, financiando y motivando la creación de contenidos relacionados con la economía del conocimiento y la reinvención de los sectores. Ya existen varios ejemplos, como su apuesta por el periodismo digital, o la lista de cursos enfocadas al manejo de herramientas web y analíticas desarrolladas en Course Builder.

    Fuente relacionada:

older | 1 | 2 | 3 | (Page 4) | 5 | 6 | newer